Almonte

Están localizados la presencia de restos de la época de bronce en el término almonteño, lo cual indica que la presencia de una población en el término donde ahora se sitúa a Almonte se remonta mucho más atrás en la línea del tiempo. Esta población, según las investigaciones realizadas sobre la situación y sus escombros, pudo tener un contacto comercial activo con griegos y fenicios.

También se tiene constancia de que los romanos estuvieron en Almonte, ya que en el Cerro del Trigo hay una factoría dedicada a actividades pesqueras de la época de los romanos. También hubo presencia árabe en Almonte, ya que casualmente, el nombre de la localidad proviene de una raíz arabesca.

La provincia de Almonte fue reconquistada por los cristianos en al comienzo del siglo XIII, incorporándose a Castilla mediante el reino de Niebla, aunque en el siglo XIV, Almonte se separa de este reino, e incluso se llega a enfrentar con él por motivos municipales.

Nos podemos encontrar a los Duques de Medina-Sidonia como señores de Almonte, acabándose los enfrentamientos con Niebla (ya que éstos eran Condes de Niebla). Los Duques de Medina-Sidonia buscaban un territorio unido con Niebla, Sanlúcar y la propia Almonte.

Las guerras y crisis surgidas en el siglo XVII mermaron la población de Almonte en un porcentaje cercano al 50% (de 420 de 1642 a 273 en 1713), aunque se recupera de manera espectacular unas décadas después, superándose a finales del siglo XVIII los mil quinientos habitantes.

Durante el siglo XVIII y el XIX, los Almonteños viven de la agricultura (como el olivar y al viñedo) y, gracias a la abundante superficie forestal en la zona, también pudo sostenerse una gran población ganadera, de la cual cabras, ovejas, cerdos y colmenas habitaban en mayor número. El gran territorio de su provincia permite a los habitantes de Almonte que no falten los recursos alimenticios.

El nombre de Almonte y Doñana se proyectan a España gracias a la ermita de El Rocío a finales del XIX.Hoy en día Almonte vive de la agricultura, como venía haciendo desde el siglo XVIII, aunque el sector servicios se está convirtiendo en un motor de riqueza muy importante. El turismo de sol y playa que se desarrolla en la cercana playa de Matalascañas junto a la proyección mundial de su aldea de El Rocio, hace de este lugar un enclave privilegiado para descansar y digno de una visita, que si se hace en torno al mes de Mayo cuando se celebra su popular en honor a su patrona la Virgen del Rocio, a muy seguro dejará un recuerdo inolvidable.

 

La Hermandad matriz de la Virgen es la de Almonte, se creó en el siglo XV bajo la protección del clero y la Corporación Municipal de la Villa de Almonte, esta hermandad se llamaba entonces "Cofradía de Nuestra Señora de las Rocinas" el primer documento escrito de dicha hermandad data del año XVII en el año 1640.

Pontificia, Real e Ilustre Hermandad Matriz de Nuestra Señora del Rocío de Almonte, con estos títulos y estas credenciales se presenta la hermandad de Almonte, la encargada de orga nizar la liturgia, la fiesta y la romería del Rocío, la más mul titudinaria del mundo cristia no. La Hermandad Matriz de Almonte porta sobre sus hom bros la difícil misión de difun dir la devoción a la Blanca Paloma [cita requerida]y a la vez condicionar la masiva llegada de nuevos rocieros a unas leyes no escri tas, que se encuentran sosteni das en una sólida y centenaria tradición, y evitar que se desvir túe una de las más puras manif estaciones de religiosidad popular de Andalucía. Es también la Hermandad Matriz de Almonte la encargada de aceptar como filial a las nuevas her mandades rocieras, que estos tiempos proliferan por medio mundo, procurando que se sientan plenamente integradas en el seno de la numerosa familia rociera. Entre las funciones de la Hermandad de Almonte se encuentran la de cuidar la ermita, la casa de la Virgen; la de custodiar sus vestidos y exvotos; organizar los cultos y por encima de todas sus obliga ciones, la Hermandad Matriz de Almonte tiene encomenda do por su pueblo el cuidado de su patrona, la protección de la Virgen del Rocío. Para acercarnos al pasado más remoto de esta institución, que en la actualidad es la columna central sobre la que se sostiene el mundo rodero, con la prudencia a la que obliga la escasez de documentos y los hechos ocurridos hace cientos de años, podemos afirmar que fue en Almonte el primer pueblo en el que se formó algún tipo de movimiento organizati vo para canalizar los cultos y la devoción a Santa María de las Rocinas, pero también abría que aclarar que la importancia actual de la Hermandad Matriz de Almonte, no reside tanto en la antigüedad de su fundación como en haber sido capaz de erigirse en la legítima heredera de las atribuciones que otros momentos de la historia osten taron el ayuntamiento de Almonte y la iglesia. Con un censo de ocho mil hermanos, la Hermandad Matriz de Almonte, es al día de hoy, el portavoz legítimo del pueblo de Almonte en los asuntos correspondientes a su Patrona, y según demuestra la historia, ha jugado un papel imprescindible para entender por qué el Rocío es como lo vemos, por lo que se hace muy difícil sustraer la trayectoria particular de la Hermandad de la evolución del Rocío.

 

(Fuente Wikipedia)

 

Únete a nosotros

Grupo Facebook Hermandad de Madrid

Anuncios
Se venden derechos de Cuarto en la Casa Hermandad de Madrid La Lentisquilla en El Rocío. Cuarto de 16 m2 y porche 8 m2. 4 camas de 120cm, cocina completa, ducha y aire acondicionado. Precio a convenir. Paco Vélez 605 90 10 97.
Created by Admore