Los Traslados

Los traslados de la Virgen del Rocío a su pueblo de Almonte vienen desde hace siglos; la aldea del Rocío se encuentra a cuatro leguas del pueblo de Almonte. Cuando a Almonte le ocurría algún hecho triste como epidemias, guerras, sequías, malas cosechas, hambre... Almonte iba a por su patrona, la Virgen del Rocío, donde permanecía el tiempo necesario en la parroquia de Almonte, donde se le celebraban cultos y misa, y después era de nuevo llevada hacia la ermita del Rocío.

El primer documento escrito sobre un traslado es en el año 1607, donde un documento dice que la virgen sea llevada hasta el pueblo de Almonte por "Sequía", el día 21 de abril de 1607. Vale destacar, que a pesar de esta primera referencia escrita, sinifique que fuera la primera vez que la virgen era trasladada a Almonte. La virgen del Rocío ha sido trasladada mucho antes de 1607, sin embargo hoy en día no existen documentos escritos sobre esos traslados.

Son los numerosos traslados de la virgen del Rocío hacia Almonte desde la primera referencia escrita sobre un traslado en 1607 hasta los días de hoy en este siglo XXI, muchos traslados por motivos tristes como de alegrías, la virgen del Rocío podía venir en un año en tres ocasiones hasta Almonte, este hecho ocurrió en el año 1738 donde queda recogido en un documentos[cita requerida], la estancia podía ser corta o larga según por el motivo de que se trajera a la virgen, no venia Almonte todos los años, podía venir cada un año o tres hasta incluso se podía llegar a no visitar a Almonte en treinta años.

La tradición de los siete años

A mediados del siglo XX, el pueblo de Almonte decide que cada siete años la virgen del Rocío visite a su pueblo. Se trata, pues, de una tradición reciente pero sabia que el pueblo Almonteño acepta sin imposición. El carácter de rogativa que justi ficaban los traslados de los siglos XVII y XVIII e incluso XIX van perdiendo sentido y muchas son las causas:

Una sociedad más secularizada, el avance de la medicina por las que las epidemias quedan erradicadas y el desarrollo tecnológi co de la agricultura, son entre otros, motivos más que suficiente co mo para no recurrir al milagro. No es la falta de fe la que pudiera desprenderse de los Almonteños, el número de ellos es mucho ma yor en el acompañamiento de los traslados, los cultos más numerosos y las peticiones y rogativas son más puras, sinceras y libres.

Esta tradición de traer a la virgen del Rocío a su pueblo de Almonte, data del año 1949[cita requerida], desde ese año a la virgen del Rocío es trasladada a su pueblo Almonteño de siete en siete años.

Cuando surge esta nueva tradición de los siete años, la virgen es trasladada en agosto en fechas del conocido Rocío chico, en esa fecha es trasladada a Almonte, allí permanece nueve meses, dos semana antes de la romería del Rocío la virgen sale en procesión vestida de reina por el pueblo de Almonte, donde recorre las calles almonteñas, una semana después, es de nuevo vestida de pastora, y es trasladada de nuevo a la aldea del Rocío, para que así una semana después se celebre la tradicional romería de Almonte, la romería del Rocío[cita requerida].

Los exornos de las calles para los traslados a Almonte de la Virgen del Rocío

Sobre los primeros documentos de los traslados a Almonte, no existen ninguno que mencione el exornos en las calles de Almonte para recibir a la Virgen del Rocío.

En el siglo XVIII se habla de recibir a la Virgen ya en el Chaparral por el clero, con palio, capa pluvial y cruz parroquial donde dice instalarse unos bancos, alfombras y candelabros; no se dan más detalles[cita requerida].

Los primeros documentos sobre los exornos de las calles, se hace presente en el siglo XIX, en el año 1855, cuando el Ayuntamiento se preocupa de dar mayor solemnidad a los tras lados diciendo "por ser cosas que no solamente se da culto a la madre de Dios, sino también lustre y honra a este pueblo y al Ayuntamiento que lo representa".[cita requerida] En otro acta de 1887 [cita requerida]se habla de pagar la construcción y adornos de dos arcos de triunfo, uno en la calle Pescadería (hoy venida de la Virgen) y otro en la ca lle del Cerro cuyas cuantías ascendían a 25 y 12 ptas. respecti vamente.

Si verdaderamente hay una fecha exacta sobre los exornos en las calles, es en el 1887 que en compensación por no haberse celebrado el Rocío chico, se acuerda celebrar con más fastos la venida se habla por vez primera de fuegos artificiales y de arcos en las ca lles.

En la actualidad los exornos de las calles, son verdaderas obras de artes hechas por los vecinos de Almonte, se trata de una arquitectura efímera basada en madera y papel que representan arcos triunfales y templetes sobre columnas y pechinas de los más variados estilos arquitectónicos que va desde el góti co al barroco, aderezados con la impronta del gusto popular. Evolución de los primeros exornos de finales del pasado siglo, realizados con romeros, telas blancas y encajes.

Estas auténticas catedrales efímeras es el fruto de los ve cinos de Almonte, ejecutado por artistas locales y sufragados con las cuotas que cada casa aporta durante años para recibir a su Patrona, con la dignidad e importancia que este aconteci miento requiere.

(Fuente Wikipedia)

Únete a nosotros

Grupo Facebook Hermandad de Madrid

Anuncios
Se venden derechos de Cuarto en la Casa Hermandad de Madrid La Lentisquilla en El Rocío. Cuarto de 16 m2 y porche 8 m2. 4 camas de 120cm, cocina completa, ducha y aire acondicionado. Precio a convenir. Paco Vélez 605 90 10 97.
Created by Admore